domingo, 10 de abril de 2016

Te llevo a casa

Me quedé aunque no me lo pidieras
y te cuidé, de lejos,
porque fuiste lo primero que vi
que me encandiló más que la luna cuando era chica,
porque fuiste el primero que me hizo sentir
que estaba viva,
antes de conocerte no conocía la vida
y cuando te fuiste solo quise quedarme
por si volvías,
porque sentía que moría
cuando estabas cada vez más lejos
y sentía que ya no latía
y se pudría mi cuerpo
cuando pasaba el tiempo y ya no había más encuentros
por eso aunque nos vayamos otra vez
me voy a quedar,
siempre voy a tener esa sensación de que te estoy esperando
aunque conozca a otro alguien,
aunque tenga enfrente Noruega, voy a ver tu cara en el paisaje
y me voy a perder.
Aunque esté en el Sur y la nieve me hiele la piel,
voy a estar bien, con el recuerdo de mi cuerpo en tu cuerpo;
mi cabeza en tu pecho;
mi mano buscando la tuya;
tus sábanas cubriéndonos,
alejándonos de la cruda realidad que afuera golpea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario