martes, 8 de marzo de 2016

Y ahora tiene ramas en lugar de venas

Y solo entendía todo cuando estaba hecho pedazos,
cuando su sendero era cenizas y no le crecía vello
sino cicatrices
y sus gritos eran silenciados por la soledad clamando lugar
y el encierro de su casa no era tal como el sentir
que de sí mismo no podía salir,
porque le tocó a él
helarse la piel y no anhelar lluvia para dormir
sino fuego para arder
y obligarse a morir para matar las memorias
que clavaron ancla en su mente
y parecieran construir un cementerio de todo lo que él no quería ver;
jamás había mirado un reloj,
él hacía y deshacía a su placer
y ella paró y él siguió y él nunca se enteró
hasta ver escombros y verse a sí, sangrar,
que ella quiso,
pero se tuvo que ir
aunque lo quiere, pero no puede volver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario