martes, 29 de marzo de 2016

Azul marino

Te extraño pero
no te quiero ver,
el cigarrillo calma mi cuerpo ansioso
pero me hace mal, a la vez
que me hace bien;
vos y yo,
vos,
es tan simple como eso,
el humo de un cigarro.

Al principio sí,
eras un lugarcito tibio
acomodándose en mi cuerpo frío,
incluso podía nadar en tu ser
sin necesidad de respirar,
ahora estoy ahogándome
desde afuera, con palabras de juguete
y un viento de papel
que corta cual navaja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario