miércoles, 16 de diciembre de 2015

Terremotos y mariposas

Y se me vuela la sien
cuando recuerdo
tu boca suspirándome
y tus ojos fotografiando
cada rincón de mi cuerpo
con miradas
y tus manos
recorriendo mi piel
desesperadas
cual amante sediento
viajero por el mundo
deseando encontrar
al primer amor
que lo sacudió
de arriba a abajo
más que cualquier
prostituta,
para volver a saber
lo que es placer
al compás de lo que es amar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario