miércoles, 16 de diciembre de 2015

¡Te amo libre!

Fuimos dos pájaros
enjaulados
en la misma jaula
con la necesidad
de salir a respirar,
de salir a volar,
de salir a sentir algo más
porque el alma en cautiverio
deja de ser;
y cuando volé acá
y vos volaste allá
me encontré a mi
y me quise a mi
pero también
te extrañé
y te quise más a vos,
supe
-y sé-
que te quiero libre
y te extraño libre,
como nunca te conocí;
hoy ojalá vueles
porque yo sigo volando
y el mundo es redondo,
así que quizás te encuentre por acá
o por allá,
solo sé que libre estoy
y libre vas a estar
porque cuando uno lo es una vez,
no deja de serlo jamás.



No hay comentarios:

Publicar un comentario