jueves, 31 de diciembre de 2015

me veo condenada a sentirte eternamente

y nadie me sabe mover así
nadie me recorre así
nadie me busca así
nadie se inundó jamás
en mi cuerpo
como tus manos,
nadie se enredó jamás
en mis sábanas
como tu cuerpo,
nadie me hizo renacer
tantas veces en un gemido
nadie me hizo gemir
tantas veces en un segundo
porque nadie más que vos
me sabe de memoria
por dentro y por fuera,
nadie más que vos
sabe hacerme sentir,
nadie más sabe hacerme

No hay comentarios:

Publicar un comentario