domingo, 29 de noviembre de 2015

Pero la flor tiene huesos y una mirada que desnuda

Suelo pensarte
sonriendo,
suelo recordarte
como esa flor
de papel
que no marchita
con el tiempo
y aunque no marchita,
a veces,
corta
y lastima,
entonces
a veces
suelo pensarte
agonizando,
suelo recordarte
y solo lloro
aunque te quiera
porque
-también a veces
y muchas veces-
querer duele,
aunque
yo vaya sanando
e incluso
cuando ya estoy bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario