viernes, 23 de octubre de 2015

Y así

Justo vos
el que más habló de amor
de dar hasta lo que no hay
de no temer
por quedarse vacío;
justo vos
fuiste el que me dio
amor con cuentagotas
como si no importase
si un día me fuese
si sintiese dolor
si me ardiese el pecho
de tanto amor;
justo vos
el que más cantó
todas las canciones
habidas y por haber
con más pasión
de la que existe
en el mundo entero;
justo vos
fuiste el que me dio
el silencio
más ruidoso
y más doloroso,
el que me disparó con balas
de ceniza roja
que terminaron por explotar
en el aire primaveral
como si fuesen de verdad
¡pero gritaban mentiras!
las que les dijiste que me dijeran,
porque ni eso hiciste
pudiendo mirarme de frente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario