domingo, 1 de noviembre de 2015

no soy tu botella de cerveza

y no voy a saber jamás
los lugares adonde vas
cuando escapás de la realidad,
porque nunca voy a ser
la silla de ese bar
o la chica que entra
y se sienta al lado tuyo,
te habla sobre su vida
y a vos te gusta tanto
que te embobás mirando
aunque sin escuchar,
pero fantaseando con ella
hasta el próximo trago

tampoco soy ese blues
que te saca de quicio
ni tengo el aroma
de esa flor que es tu vicio,
para vos yo me fui
incluso cuando seguía ahí


No hay comentarios:

Publicar un comentario