martes, 1 de septiembre de 2015

y siempre fui partícipe de lo pasajero, de lo efímero, de lo que se va primero,
siempre que elegí, elegí lo que se marchita,
tanto que adoro al sol, y él quemó la flor que junto a mi creció,
el viento me susurró "es la vida, que termina, es un ciclo, es lo que es",
no fue un consuelo para mi corazón que en pedazos estaba, latiendo sin ganas,
no quiero más ver las cosas pasar, las cosas marchar,
se van frente a mi y yo no puedo impedir nada, solo me queda esperar que todo pase,
y ver si las heridas sanan,
ahora que puedo elegir, quiero darme algo casi inmortal, firme como una roca en el viento,
pintarme el cuerpo de felicidad y que allí quede, todo guardado, como una caja viva de alegrías,
quiero tirar por el camino las tristezas que hasta ahora iban conmigo,
quiero poder seguir sin tanto peso que me duele, quiero empezar de cero,
en mi memoria guardo lo que aprendí, eso sí lo quiero, eso sí agradezco,
hoy soy lo que soy, por lo que fui cuando no supe qué ser;
no quiero seguir las pisadas de nadie,
quiero un camino en blanco, y si me pierdo por ahí, en algún lado me encontraré.



No hay comentarios:

Publicar un comentario