viernes, 18 de septiembre de 2015

jamás, jamás, ¡pero jamás! olvidaré tus ojos

 jamás
 jamás
¡pero jamás!
 he visto ojos tan dulces,
 que transmitieran amor tan sincero
 y una ternura que solo grita "¡te quiero!",
 como si cargara en sí un altavoz
 hecho con flores, 
 flores amarillas, por supuesto.
 jamás
 jamás
¡pero jamás!
 he visto esos ojos antes,
 que dicen más que mil palabras,
 que aman más que cualquier carta de amor, 
 que no esconde tristezas,
 -porque las guarda en otro lado-.
 esos ojos, cariño,
 nadie me dirá más que ellos,
 ningún beso valdrá más,
 ningún presente será más precioso,
 ningún amanecer, ningún eclipse
 ningún paisaje,
 nada
 nada
¡pero nada!
 será más delicado y apasionante,
 que ver tus ojos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario