viernes, 11 de septiembre de 2015

el final del fin

y cuando mi corazón se aceleró
al ver una foto suya,
a tal punto que pensé que se saldría de mi pecho,
y luego de unos diez segundos
pude esbozar una leve sonrisa,
con mis ojos en su punto más neutro:
fue ahí, cuando supe que ya no lo quería,
fue ahí, cuando el alivio se adueñó de mis venas, y del aire de mis pulmones, y de todo mi ser, ¡que se sentía más libre que nunca!


No hay comentarios:

Publicar un comentario