miércoles, 9 de septiembre de 2015

desde la inocencia del dolor y la alegría, del sí y del no, de lo poco y lo poco

 Creo que el amor se puede definir de distintas maneras, no queremos de la misma forma a un amigo que a un pariente, o a una pareja, y si tenemos varias parejas a lo largo de nuestra vida, no las queremos a todas de igual manera tampoco, siempre algo varía y a veces una pareja puede quererse de distinta forma, sin significar que uno quiere más al otro, sino que se quieren... diferente.
 Creo también que "la pareja" en la actualidad cambió mucho respecto a lo que era una hace no sé, unos cincuenta años atrás. Todo cambió y todo se va adaptando, modificando, cambiar no está mal ni bien, simplemente pasa. Pero según lo que yo viví y lo que yo vi, lo que sé, me hace pensar que las relaciones son frágiles, son muy inestables, impredecibles o demasiado predecibles a la vez, hoy en día muchas relaciones se empiezan, siendo conscientes de que se va a terminar en algún momento y no es que me parece mal, es como un realismo negativo, por más que tal cosa sea más probable, no significa que eso sí o sí va a suceder. De todas formas creo que hay parejas que están destinadas a no ser, por cómo son (entre otros factores), las personalidades juegan un papel fundamental, a veces se choca mucho con el otro y eso no se puede sostener por mucho tiempo. No soy una experta en relaciones, ni estoy dando certezas de nada, en este mundo, en este siglo, las certezas no existen más, solo hay probabilidades.
 Tengo conocidos que están en pareja, y son relaciones muy tóxicas, se nota, no hace falta pasar tiempo con ambos para notar cuándo algo está funcionando mal, se escucha el ruido de que algo no encaja, y estoy segura de que las dos personas escuchan mucho más ese ruido que cualquiera que esté afuera. Solo hablo de parejas monógamas, no voy a hablar sobre el poli-amor porque no es algo sobre lo que pueda opinar, ya que no me relacioné ni participé de algo cercano a eso y no podría decir mucho sobre el tema, no por otra cosa.
 No opino que haya un "tipo ideal de relación", porque eso es algo prácticamente imposible, en una pareja hay siempre asperezas, pequeñas o grandes peleas, somos personas y está en nuestra naturaleza discutir o disentir en algo, (sin violencia ni nada de eso). Los celos también me parecen normales, pero no los celos excesivos y controladores, eso no es para nada sano según mi manera de ver las cosas. Cuando hablo de "celos malos" me refiero a no sé, la desconfianza, darle a entender a tu pareja que desconfiás. Se supone que si estás con una persona, es porque confiás en ella, me parece la base de todo comienzo, la confianza en el otro, es algo además de importante, muy lindo. También hay personas excesivamente celosas que se ponen violentas, y eso no está nada bueno, menos cuando se vuelve normal en una pareja. Tampoco estoy a favor de que una relación te saque la libertad, que tu pareja no te deje hacer tal cosa porque le molesta o le provoca celos, etcétera, y vos por quererlx tanto, dejás de hacer lo que te pide o hacés cosas que te pide, aunque no quieras, solo para complacerlx, dejándote a vos mismx de lado.
 En fin, este artículo empezó porque me pregunté a mi misma qué era el amor verdadero mientras miraba un par de fotos, y no se me ocurrió respuesta, entonces empecé a meterme en los adentros del llamado amor, para ver si podía llegar a responderme, pero todavía no lo tengo muy claro. No sé si para saber qué es el amor verdadero, hace falta vivirlo, o podés, estando solx saber qué es, quizás porque ya lo viviste, o porque simplemente lo pensaste, porque lo viste de afuera, o algo por el estilo. También me había preguntado si existe el amor verdadero, pero para eso, primero tenía que saber qué era. Y si hoy en día pienso, se me ocurre decir que el amor de verdad es querer al otro sinceramente, escucharlx, sin necesidad de entender, tan solo escuchar, conocer a la otra persona y aceptar tanto sus virtudes como defectos, los cuales ya saben, yo no los llamo "defectos", sino "parte de uno", valorar el tener a esa persona al lado, respetarla, sin necesidad de compartir todos los gustos, ni las pasiones, ni la religión, ni las costumbres. No lo sé, sentir que al sostener su mano, estás bien. Pero sé que es mucho más de lo que puedo escribir, quizás con palabras no se puede expresar, quizás a mi no me sale, quizás no sé del todo lo que es.

(PD: reitero que en este caso solo me metí en el amor monógamo, el más convencional y del cual me siento capaz de opinar, porque también existe el poli-amor, que está más que bien y es más que normal y aceptable).

"El amor es un misterio. Todo en él son fenómenos a cual más inexplicable; todo en él es ilógico, todo en él es vaguedad y absurdo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario