viernes, 18 de septiembre de 2015

Paloma y camaleón

Ella cambiaba el color de su pelo
cada vez que la abandonaban,
para sentirse mejor
o tener algo que hacer
o ver algo nuevo,
algo más que
siempre la historia repetida de
ella, parada frente a una despedida,
viendo cómo se va el amor
por la misma calle por la que entró,
dejándole las mismas preguntas:
"¿soy yo?"
-tal vez no era el momento-,
"¿no era él?"
-tal vez es otra persona-,
"¿hay algo mal en mi?"
-tal vez no eras tú,
 ni era él, ni hay algo malo en ti-.

-Tal vez no era el momento, ni el lugar,
 ni la persona. Tal vez tampoco lo sea mañana,
 en el lugar que frecuentes, con alguien que conoces.
 Tal vez será otro tiempo, otro sitio,
 con otro alguien que conocerás-.

-Tal vez será otro momento,
 en algún mismo sitio, con alguien que ya conoces
y recuerdas, con alguien que conoces y has olvidado.
Tal vez sí, tal vez no, no lo sé-.

No hay comentarios:

Publicar un comentario