miércoles, 9 de septiembre de 2015

aliviáname el alma

Si te toco el pecho
con mi mano fría, 
y te doy un beso
con sabor a dolor,
solo quiero refugiarme
en tu cálido corazón
y que me abrace tu querer,
que se enrede con mi ser;
no tengas miedo de mi cuerpo roto
y mi mente llena de parches,
solo coge mi mano
y bésame la vida
y no me sueltes
y no te marches,
que al sostenerte,
siento que todo marcha bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario