lunes, 13 de julio de 2015

Amor propio

"Sos una egoísta, pensás solo en vos". "No te importa nada de lo que hago, solo te enfocás en vos". "Siempre querés tener la razón, no entendés nada". "Sos una inmadura, dejá de pensar solo en vos". Sean coherentes los dichos o no, me los dijeron muchas veces y hoy quiero hablar sobre eso. Obvio que voy a hablar sobre mi punto de vista y voy a decir todo lo que yo quiera porque eso hace, em, ¿cómo le decían? Ah si, una persona egoísta.
 Viví mucho tiempo poniendo la vida del resto por sobre la mía, dejando de lado todo lo que yo pensaba, sentía, quería, etcétera. Viví siendo una sombra de mi misma. No me escuchaba, ignoraba todo lo que pasaba por mi cabeza, por varias razones, primero porque tal vez iba en contra de lo que otro quería, capaz porque haciendo eso ignoraba algo de otra persona, capaz por miedo a la opinión de otro, entre otras cosas. Después empecé a cuestionar mis acciones, me preguntaba: "Si esto no me está haciendo bien, ¿por qué no dejo de hacerlo?". Empecé a preguntarme a mi misma qué quería, qué me hacía mejor, y lo hacía, nada más. Ponía mis prioridades primero, porque según mi pensamiento, es lo que hay que hacer. Es mi vida, si yo no me preocupo, nadie lo va a hacer por mi. Cada uno se tiene que encargar de sí mismo, de buscar lo mejor para uno, obvio que sin dañar a nadie, pero no siento que pensar primero en mi sea un acto egoísta. Es mi persona, me tengo que cuidar, amar, respetar, todo yo, nadie va a hacer eso por mi, ni yo tengo que hacer eso por nadie. Mi vieja me hizo una mina súper dependiente, algo que yo misma fui cambiando con el tiempo porque sabía que no era lo mejor para mi, y menos para mi futuro. Estaba acostumbrada a que hicieran todo por mi, desde despertarme a la mañana, hacerme el desayuno, hasta tomar decisiones por mi, que en realidad, solo yo tenía que tomar. Y a mi no me jodía eso, era una comodidad bárbara, pero no era algo estable ni permanente.  La verdad, según mi punto de vista, es la independencia, eso es lo que vale, porque al fin y al cabo siempre estamos solos, nuestro punto fijo somos nosotros mismos. Somos nuestro punto de partida y de llegada, pero también somos el camino, ¿se entiende? Por eso también es importante auto-construirnos, sin esperar que alguien más nos construya o nos complete, porque estamos completos desde que nacemos.
 Hablando sobre la independencia, eso implica un montón de cosas, elegir, saber, aprender, escuchar, opinar, etc. Cuando empecé a ser más "libre", empecé a quererme más, también, a saber lo que me convenía y lo que no, a preocuparme por mi, por las cosas que tenía que hacer, las que no. Algunos me empezaron a llamar "egoísta", incluida gente de mi familia, amigos, algo que me llamó la atención y no me puso de lo mejor, pero yo estoy convencida de que esa no es la palabra correcta. Respeto todas las opiniones, pero mantengo firme la mía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario