miércoles, 6 de mayo de 2015

"Una violeta fue arrancada por el viento, y en el aire le pidió a éste que la soltara en el prado. El viento no le hizo caso y la dejó tendida en un páramo feo y desolado.
 La flor triste enterró su raíz en una grieta lúgubre y esperó morir. Una lluvia fresca afianzó su raíz, y en breve, un hermoso matorral florido coronó la pradera."

No hay comentarios:

Publicar un comentario