lunes, 11 de mayo de 2015

Magneto

Revolucionaste mis días
mi forma de pensar
mi forma de ver la vida
mi forma de ver la muerte;
me hiciste fuerte 
me hiciste débil
me hiciste amar
me hiciste experimentar todos los sentimientos
habidos y por haber;
me curaste heridas del pasado
pero también me lastimaste 
como si fuera inerte;
me hablaste con ternura
pero también como si fuera tu adversario
si así lo creías necesario;
me trataste cual reina
pero también cual criminal,
me mataste y luego me reviviste.
Conmigo hiciste cosas
humanamente imposibles.



No hay comentarios:

Publicar un comentario